<<Las iban moviendo por toda España y así las ofrecían una y otra vez como “novedades”. Y para esa rotación contínua de mujeres sometidas el escenario apropiado eran los pisos turísticos de alquiler, que ya habían utilizado en más de la mitad de las provincias. Agentes de la policía nacional han desarticulado un grupo itinerante de proxenetas que explotaba a jóvenes venezolanas en viviendas que arrendaban. La red criminal ha sido desmontada con la detención 11 personas del país latinoamericano (ocho) y españolas (tres) y el juzgado ha decretado el ingreso en prisión para seis de ellas. Al mismo tiempo, 11 víctimas de los tratantes de seres humanos han sido liberadas. Para ocultar sus actividades, la mafia recurría a “plataformas de alquiler de pisos turísticos u otros medios de alquiler rotacional”.

En el país de origen, la red utilizaba las técnicas de captación habituales: “se dedicaba a atraer mujeres jóvenes en situación de precariedad económica y vulnerabilidad” y les ofrecía “un trabajo inexistente” en España. Luego “se llevaba a cabo el traslado”, con la simulación, ante las autoridades españolas, de que se trataba de turistas. El entramado reservaba hotel y pagaba el billete de avión y otros trámites, lo que “generaba una deuda económica” que las mujeres tendrían que saldar ejerciendo la prostitución.>>

VER LA NOTICIA COMPLETA