“Atención sanitaria para los migrantes desde el primer minuto, sin necesidad de empadronamiento y con los medicamentos subvencionados. El texto del decreto ley para recuperar la sanidad universal que el ministerio que dirige Carmen Montón ha enviado a las autonomías no solo desvincula la sanidad pública de la necesidad de ser el titular de una tarjeta de la Seguridad Social (algo que en España solo se puede conseguir con contrato de trabajo), sino que ni siquiera pone como requisito el empadronamiento. Las comunidades establecerán qué documentación se exige, según el borrador al que ha tenido acceso este diario.”

VER LA NOTICIA COMPLETA